La ortodoncia invisible en Móstoles es uno de los métodos más estéticos para solucionar problemas de mala alineación de los dientes. Como especialistas en odontología sabemos que nuestros pacientes requieren tratamientos que ayuden a mejorar la salud dental y que también cuiden el aspecto estético. Por ello hoy queremos hablarte detenidamente sobre este tipo de ortodoncia y qué ventajas aporta frente a los tradicionales brackets.

La ortodoncia invisible en Móstoles es un tipo de retenedor transparente que ayuda a recuperar la posición deseada de los dientes a través de su uso diario. Los casos para los que está recomendada es para solucionar el apiñamiento, la sobremordida o los diastemas. Para ello será esencial llevar cómo mínimo 20 horas al día la ortodoncia. Poco a poco, y de forma más natural que los brackets, los problemas anteriormente mencionados se irán solucionando.

Las principales ventajas que aporta este nuevo tipo de ortodoncia son estéticas, de comodidad y de higiene. Estéticas, porque al ser un aparato transparente apenas se notará que uno lo lleva puesto. De comodidad, porque al poder retirarse el retenedor para comer, la dieta no se tendrá que modificar en absoluto y no dará ningún problema en la masticación. Por último, la higiene dental no se verá afectada por culpa de tener un aparato fijo que dificulta el acceso a toda la boca.

Si quieres conocer más detalles sobre este tipo de retenedores o sobre cualquier tema de ortodoncia, no dudes en contactar con Clínicas Dentales NONTOLdent.